martes, 29 de julio de 2008

DE PARIS A CASA

Estoy decepcionado con la etapa de París. Todo el mundo decía que el Tour acaba el viernes, porque la crono ya cada uno a su ritmo y la etapa de París es un paseo. Pues si llegar a París es un paseo pero el circuito de los Campos Eliseos es una tortura. Ya sabía que se iba muy rápido y que la calle tenía subida y bajada, pero lo peor de todo son los adoquines. La primera vuelta se hizo cómoda y me pareció que no había tanta subida y que el circuito iba a ser llevadero, pero con tanto bache al final dolían mas los brazos que las piernas.

Lo mejor viene después. La verdad que es muy bonito entrar en París en carrera, pero dar la vuelta de honor en los Campos Eliseos con la cantidad de gente que hay allí es todo un espectáculo, y es algo que no se puede vivir en ninguna otra carrera. Todos los equipos paseando por allí unos detrás de otros, y todos tan amigos después de tantos días de pelea. Además ese día estamos todos los equipos en el mismo hotel, y allí se juntan familiares, amigos, patrocinadores, prensa y demás, para prepararse todos para los distintos actos festivos que organizan los equipos al final de la carrera.


Nosotros teníamos una pequeña recepción con el presidente del banco, y después una cena informal con la gente del banco y del equipo. Montaron una carpa y unas barras en el jardín de su casa y la gente se movía libremente por allí. Podeís imaginar que los corredores tardamos poco en sentarnos y pedir que nos traigan todo. Pasamos un buen rato y a una hora razonable nos llevaron al hotel y a descansar, bueno algunos a descansar y otros a seguir la fiesta por la ciudad. No debo decir en que grupo estaba yo pero iba en función del cansancio y de la hora del vuelo al día siguiente.

Y nada sin darte cuenta al día siguiente estas en tu casa un poco perdido. En una carrera de tres semanas te acostumbras a la rutina y es difícil desconectar. Levantarte a la misma hora, desayunar hasta reventar, hacer la maleta, autobús a la salida, masaje, la cena... así que en casa hasta levantarte de la cama supone un gran cambio. Por suerte no me dejan relajarme mucho y el domingo vuelvo a correr en la Subida a Urkiola, veremos si el Tour te revienta o te da ritmo como dicen algunos afortunados.


4 comentarios:

mon dijo...

enhorabuena campeón, hay que estar allí para poderlo explicar.

Esperemos que el próximo año sea mejor (si cabe).

ellauri dijo...

ongi etorri etxera!!
se hara raro pero tb se pillara con ganas, jejeje
pues depende siempre de coredores, pero si q te puede dar un puntito el tour y el año pasado ya te salio alli una buena carrera, asiq animo y con ganas, yo estare alli de cunetero para animar

DANDY dijo...

Este año ya has cogido experiencia, el que viene más y mejor!!

gabi dijo...

Ya estas en casa makina y seguro que el tour te habra dado es punto para que en urkiola rebientes a los demas jajaja

Un saludo!