lunes, 8 de septiembre de 2008

ALEMANIA HAMBURGO Y VACACIONES

Hoy es mi primer día de vacaciones y para variar tengo sensaciones enfrentadas. Estoy muy cansado porque esta semana ha sido muy dura, suman 9 días de la vuelta a Alemania más un día extra en Hamburgo, etapas llanas y otras rompepiernas con tiempo cambiante, días de buenas sensaciones y otras de ir literalmente arrastrado...es lo que tiene el final de temporada, aún estando bien de forma el cuerpo ya pide un respiro. La verdad que acabo con ganas porque ya son 79 días de competición y después del Tour se ha hecho duro, pero también con pena porque lo dejo sabiendo que me podían quedar algunas carreras buenas, pero la cabeza ya no me da para sufrir más.

En Alemania la etapa reina era la primera y no tuve buenas sensaciones, pero eso me dejó la opción de jugar a las escapadas en los últimos días. La 5ª etapa parecía la más propicia y conseguí entrar en la fuga, pero sólo ibamos 6 y no nos dejaron ir muy lejos. Y para terminar la fiesta estuve cerca de coger también la fuga en la 6ª y la 7ª, y claro esas dos llegaron hasta meta pero eran finales muy llanos y tampoco me veía con grandes opciones.

El domingo corrimos la Clasica de Hamburgo y llegaban bastantes corredores de refresco a todos los equipos, así que ya salimos pensando que nos iban a pasar por encima. Antes de salir andábamos bromeando a ver en que kilómetro nos íbamos a bajar, ya que se pasaba por meta varias veces y después teníamos el viaje de vuelta muy justo de tiempo. De salida hubo muchos ataques y poco control, se hacían grupos grandes y enseguida algún equipo los anulaba hasta que entré en un grupo de 20 y enseguida sacamos 3minutos.

Había muchos equipos representados y se iba muy rápido, había buen entendimiento y la carrera casi llana hacía pensar que podíamos llegar lejos, pero por detrás también se pusieron las pilas y hubo un gran pulso toda la carrera. Según pasaban la carrera me iba encontrando mejor y me iba convenciendo de que algo se podía lograr con ese grupo. Al final había 4 vueltas pequeñas subiendo el Waseberg y allí la fuga se fue rompiendo hasta que quedamos solo 7, pero el grupo estaba ya muy cerca y nosotros bastante justos de fuerzas, así que nos cogieron a falta de 20kms a meta. Pero el grupo venía ya muy reducido, calculo que unos 50 corredores, lo que es síntoma que detrás hubo un gran desgaste para cogernos y que realmente nos falto poco para conseguirlo y jugarnos la carrera entre los de la escapada.

Ahora que se acabaron las carreras solo espero descansar unos días y enseguida coger la bici de monte y hacer algunas salidas con los amigos. Ya tengo ganas porque sirve para desconectar y pasarlo bien y cambiar de aires, pero a la vez te mantiene un poco en forma durante el invierno. Ahhh y de paso seguro que nos ocurren cosas interesantes para poder seguir escribiendo durante el invierno y que no os olvidéis de mi.

4 comentarios:

Jessica dijo...

Lo primero felicitarte por la buena temporada que has hecho, te has merecido ese helado que tanto deseabas jeje

Oye, que crees, ¿que nos vamos a olvidar de ti tan fácil? Te echaríamos mucho de menos, eso si, porque cuando no actualizas el blog estamos todos intranquilos, con ganas de chismes y esas cosas!

Bueno David, espero que disfrutes tus vacaciones, que te lo mereces. Un abrazo

Ramón dijo...

Bueno majo, yo también quiero felicitarte por la temporada, no ha estado nada mal. Además la creación del blog nos facilita controlar por donde andas un poco más. Ahora solo falta que no dejes de actualizar, no te vayas a parecer a mi, jeje. Ha sido un placer leerte desde las lejanas tierras de Ecuador.

Un abrazo

Petropuky dijo...

Ya veo que no soy el unico que está petao de cabeza jajaja... desde febrero corriendo ya peta mucho y estos aficionaos que van a fuego...
Bueno pues, agurrr

Ramón Doval dijo...

Enhorabuena por la temporada, y gracias por escribir. Es genial poder conocer las carreras y los entrenos de un campeón contados en primera persona.
¡Que te hartes de helados!