miércoles, 18 de junio de 2008

SOMOS GENTE DE COSTUMBRES

Yo no me considero supersticioso ni nada de eso, pero la rutina diaria de nuestro trabajo hace que poco a poco nos convertimos en gente de costumbres. Supongo que le pasa a mucha gente, pero es que la gente normal lleva su vida en función de sus horarios de trabajo y demás. Sin embargo nosotros fuera de competición vivimos sin horarios y sin estrés, pero inconscientemente nos obligamos a hacer cosas ordenadamente y a sus horas.

Un día normal me levanto sobre las 9, desayuno y leo el mail y algún periódico en internet. En poco tiempo ya estoy vestido y salgo a entrenar sobre las 10. Si quedo con mas gente siempre intento llevarles a mi horario aunque no siempre se puede. El resto del día no tiene mayor interés.

Y a que viene todo esto? He dado un pequeño rodeo para no preocuparos. Ayer martes llovía a mi hora de entrenamiento normal. Después de la paliza del Dauphine pensé que tampoco estaba mal descansar un día más y aproveché para hacer algunos recados. y cuando volvía a casa ya hacía buen tiempo. Normalmente me habría dado mucha pereza salir más tarde de las 12, pero como no tenía nada que hacer salí a dar un paseíto.

Iba yo pensando en mis cosas cuando me encontré con un coche que salía de un camino en medio de la carretera. No pude esquivarlo y choqué contra él, me llevé un buen susto pero no me dolía nada así que estaba tranquilo. Lo peor llego cuando fui a recoger la bici y estaba partida por la mitad. Tuve que llamar a mi hermano para que vendría a buscarme y por la tarde ir a buscar otra nueva.


Tengo algún pequeño golpe en la pierna que me va a obligar a descansar algún día más, pero no me va a afectar a la preparación para el Tour. Si me hubiera pasado un día de entrenamiento normal no estaría preocupado pero las circunstancias me hacen pensar por que salí a entrenar el día siguiente de correr cuando nunca lo hago, y por que a esas horas a las que nunca salgo. Ahora pienso que voy a seguir mis costumbres con las que siempre me ha ido mejor.

7 comentarios:

Jessica dijo...

¡Que susto más grande me he llevado al ver la bici! y es que he visto la foto antes de leer el texto, luego el susto ha sido mayor.

Espero que te encuentres bien y pronto vuelvas a tus costumbres.

Recuperate pronto ¿vale?

Muchos ánimos

Kevin "lotioplanxa" dijo...

y a las 10 no hubiera estado el maldito coche saliendo del camino..

viendo la bici como ha quedado, aún has salido bien parado. Cuidadín en los entrenos, y a recuperarse bien ahora

Javier G.L. dijo...

Menos mal que todo se ha quedado en un susto, son cosas que tenèis(tenemos) que lidiar cada vez que salimos a la carrerera. Por lo menos donde tu andas te respetan algo, pero aquí en Madrid es una jungla.
Aún así no cambies de costumbres, por no tentar a la suerte.
PD: se me abren las carnes ver así a la Prince.
Saludos y a recuperarse.

tritxipi dijo...

Aupa David!
no nos conocemos pero soy un triatleta de Bilbao que por leer el blog de Jessica he acabado leyendo el tuyo desde que lo abriste.
Ante todo alegrarme no te pasara nada viendo como quedó la bici y puedas seguir tu camino al Tour.
Darte la enhorabuena por la Dauphiné y muchos ánimos para Julio que estoy seguro vas a dar alguna campanada buena!...ya verás!!!!!
Un saludo

Ramón dijo...

Joer macho! Vaya susto! Me alegro de que no te pasara nada y mucho ánimo y fuerza para lo que te viene.

Un abrazo

Antonio Ruiz Corredera dijo...

Hola David, dime a donde tengo que ir para que me den una bici de esas como a ti?

www.ultimokilometro.blogspot.com

he puesto un enlace para que la gente pueda ver tu blog.

TriAndres dijo...

A recuperarse, ya veras como estas a tope para el sábado